El 4 de junio se celebra el Día Mundial del Coñac, una ocasión festiva que se conmemora globalmente. Este año, la Maison Rémy Martin, la única gran casa de coñac especializada en Cognac Fine Champagne, celebra su 300º aniversario rindiendo homenaje a este destilado y mostrando la forma ideal de disfrutarlo, pues existe todo un ritual para hacerlo correctamente.

Las referencias de Rémy Martin disponibles en España, XO, 1738 Accord Royal y VSOP, son perfectas para esta celebración. La casa revela el «perfect serve» para degustarlas al máximo.

Elección del vaso

El ritual comienza con la selección del vaso. Rémy Martin recomienda usar una copa tulipán, estrecha y de tallo corto para tomar el coñac solo o con agua. Si se prefiere con hielo, lo ideal es un vaso tumbler con espacio para dos cubitos. Para los entendidos, el coñac se debe beber solo o con hielo, sosteniendo el vaso en la mano para derretir el hielo y realzar los aromas y sabores. Como digestivo después de las comidas, una copa globo es ideal, sirviendo el coñac solo y dejándolo templar con el calor de las manos.

El olfato

El segundo paso es verter el coñac en el vaso y girarlo suavemente para cubrir el interior. Luego, se lleva el vaso bajo la nariz a la altura del corazón para percibir los primeros aromas. A medida que se acerca el vaso a la nariz, se podrán identificar diversas notas aromáticas como frutas, flores y especias.

El paladar

Para disfrutar del primer sorbo, es crucial la concentración y el tiempo. Se debe dejar que el líquido recorra lentamente la boca para apreciar la sutileza de los sabores. La punta de la lengua detecta la dulzura, los lados la salinidad y la acidez, y la parte posterior la amargura. Al tragar, se aprecia en el paladar la textura suave y el equilibrio de los sabores.

El maridaje perfecto

Para acompañar el coñac, se sugiere combinarlo con sabores fuertes y especiados como el parmesano añejo y el roquefort, que armonizan con las notas grasas y aromáticas del destilado. También se puede maridar con chocolates oscuros, que complementan las notas florales y especiadas del coñac. Rémy Martin 1738 Accord Royal marida mejor con chocolate, mientras que los higos y frutas confitadas complementan al XO. Rémy Martin VSOP es perfecto para quesos grasos o regaliz.

Cócteles exquisitos

Los coñacs de Rémy Martin también son excelentes para crear cócteles que resaltan su complejidad y riqueza. Desde clásicos como el Sidecar hasta innovaciones como el One Collins o el Mint Julep, la versatilidad del coñac permite experimentar con diversos ingredientes. La clave es el equilibrio: ningún ingrediente debe dominar al coñac, permitiendo que sus notas brillen y se mezclen armoniosamente.

El Día Mundial del Coñac es una excelente oportunidad para celebrar la pasión y la artesanía dedicadas a esta bebida excepcional, conociendo la forma ideal de disfrutarla.

Sobre Rémy Martin

Rémy Martin es un coñac exclusivo elaborado a partir de los viñedos más prestigiosos de la región francesa de Grande y Petite Champagne. Fundada en 1724, la Maison Rémy Martin es sinónimo de lujo y elegancia, destacando por la alta calidad de sus productos y su evolución creativa. En España, Rémy Martin tiene una presencia emblemática, con referencias como 1738 Accord Royal, XO y VSOP, galardonadas a nivel nacional e internacional, conquistando a los paladares más exigentes por su calidad y sabor refinado.