Apuntarse al gimnasio, reducir el consumo de alcohol, gastar menos…estos son algunos de los propósitos de Años Nuevo más comunes cuando llega enero. El interés por llevar un estilo de vida más saludable se dispara siempre a principios de año. Muchos comienzan el llamado Dry January (enero seco), un reto que consiste en resetear, empezar de cero y mantenerse sobrio durante el primer mes del año. Dejar de beber alcohol en España no es un proceso fácil, teniendo en cuenta que la mayoría de nosotros sociabilizamos con una cerveza en la mano y podemos encontrar un bar cada dos pasos.

Dry January, como su nombre indica, implica abstenerse de consumir alcohol durante todo el primer mes del año. Esta pausa permite que tu cuerpo se desintoxique, eliminando toxinas acumuladas durante las festividades y restaurando su equilibrio natural. Esta idea nació en Reino Unido en 2013 y fue organizada por Alcohol Change. El primer año se unieron más de cuatro mil personas, el 2017 fueron 5 millones.

Generación 0’0, ser abstemio está de moda entre los más jóvenes

Según ESTUDES 2021, Encuesta sobre el uso de drogas en enseñanzas secundarias en España, 1994-2021 estudio encuadrado dentro del Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad advierte que ‘en los estudiantes de Enseñanzas Secundarias con edades comprendidas entre 14 y 18 años, el alcohol se posiciona como la sustancia psicoactiva más consumida. De esta forma, el 73,9% reconoce haber consumido bebidas alcohólicas alguna vez en su vida, si bien supone un descenso de 4 puntos porcentuales respecto al dato del 2019. Por otra parte, el 70,5% de los jóvenes ha consumido alcohol en el último año y el 53,6% durante el último mes, confirmando en ambos casos un descenso en comparación con la anterior edición de la encuesta’.

Por eso, tanto si te gustan los cócteles de autor, uno de tus propósitos de año nuevo es dejar de beber en enero (o el resto de meses) o eres de esos jóvenes que no disfruta con el alcohol, toma nota de estos mocktails de los bares y coctelerías de moda en la capital que no debes perderte.

Momus Cocktail Bar

Los cócteles que elabora el equipo de Alberto Fernández en Momus Cocktail Bar son versiones elegantes, sencillas y minimalistas de los clásicos. Su carta incluye más de 40 referencias elaboradas con técnicas de alta gastronomía. Algunos de sus cócteles más icónicos tienen versión sin alcohol, como el KINGSTON NEGRONI (mejor cóctel Madrid 2023 en los premios de gastronomía Time Out); el MALECÓN, elaborado con flor de saúco, lima, sirope con semillas de lino e hibisco); el PISCOPOLITAN, con base de Seedlipgarden 108 macerado con orégano fresco; o el ALBANTA y MANGO LASSI.

www.momusbar.com

Calle San Bartolomé, 11

Gilda Haus

Gilda Haus aglutina en un solo espacio los conceptos de bar de copas, coctelería, club y restaurante. El local es el perfecto híbrido entre la estética de club nocturno, por su moqueta naranja en el suelo y sus asientos de terciopelo, con el mundo del aperitivo gracias almobiliariometálico que evoca a las terrazas de los bares de barrio de toda la vida.

Puedes encontrar cocteles de autor, una carta diseñada por Carlos Luis Marrufo, de Marrufo Coctelería, que incluye, por supuesto, versiones sin alcohol en su propuestacomo el MOSTO MULE. La versión 0,0 del Moscow Mule clásico, pero cambiando la parte con graduación alcohólica por mosto. Sus ingredientes: angostura, mosto, ginger beer y zumo de lima se fusionan a la perfección para dar como resultado su versión particular de una de sus bebidas fetiche más demandada convertida en cóctel.

Calle San Mateo, 6

Madrid Angelita

En Madrid Angelita, las opciones sin alcohol permiten disfrutar de la más pura esencia de la casa. Sus nuevos cócteles 0,0 se venden embotellados y carbonatados. El MATCH FLORAL, con acai, jazmín y manzana silvestre; el MATCHINDIAN, con citronela y enebro; el MATCH MEDITERRANEAN, con salvia y tomate verde; y el Match Spicy, con chile y pomelo rosa. Además de estos cócteles, también hacen otros sin alcohol y de temporada que están fuera de carta: LA TOMATERA. Cordial de agua de tomate verde y piparras, destilado analcohólico de sólidos de tomate y piparra, soda de salvia, aire de hojas de tomatera. Un cóctel que solo se hace en la temporada de tomates y fuera de temporada se adapta con tomates verdes. EL LIMONERO. Cordial frío de pieles de limón, zumo limón clarificado, soda de citronela, espuma agridulce cítrica, para el amante del gin tonic pero zero alcohol. El valor diferencial de Angelita, además de su compromiso con la sostenibilidad y el trabajo basado en técnicas propias de la repostería y la alta cocina, es la calidad de ingredientes caseros. Es por ello que los cócteles sin alcohol los mantienen carbonatados en botellas, para que la soda pueda expulsar el propio oxígeno hacia el interior y el cóctel pueda conservarse y servirse como si estuviera recién hecho y muy fresquito.

www.madrid-angelita.es

Calle Reina, 3

Hard Rock Madrid

Madrid es conocida por dos cosas: los bocadillos de calamares y su fantástica vida nocturna. Hard Rock Hotel Madrid se ha convertido en uno de los destinos gastronómicos y nocturnos de moda de la capital gracias, entre otras cosas, a su oferta coctelera. La carta, firmada por la coctelera Ángela Yunta, incluye mocktails como el de FRUTA DE LA PASIÓN elaborado con sirope de fruta de la pasión, piña, lima y cerveza de jengibre. Se trata de un cóctel de autor sin alcohol, ideal para disfrutar en el lobbybar,un ambiente relajado y con vistas a la espectacular escultura arquitectónica con forma de guitarra que se encuentra en el corazón del hotel.

www.hardrockhotels.com/madrid/es

Ronda de Atocha, 17

Fat Cats Madrid

Este nuevo concepto de coctelería de autor, recién llegado al barrio de Las Letras de Madrid, se inspira en la lujosa y cautivadora estética de los años 70 y la inquietante historia de los temidos ladrones ‘fatcastburglars’. Su carta de cócteles, firmada por el coctelero Fernando Alexander Lobo Chaves y que ha contado con el asesoramiento de 1862 DryBar, propone un recorrido por los tragos más clásicos de la historia de la coctelería. Una propuesta líquida que invita al cliente a emocionarse y que por supuesto, cuenta con cócteles sin alcohol como SUNSET GETAWAY. Cordial de frambuesa, fruta de la pasión y zumo de piña. La mezcla perfecta que captura la euforia de una escapada atrevida al atardecer.

www.fatcatsmadrid.net

Calle del infante, 5

Kikubari

Liderado por el bartender Julián Goméz, Kikubari es un exquisito templo de coctelería y carta corta para disfrutar de los mejores nigiris y makis clásicos así como de una selección de tapas japonesas de estilo Kabuki. A su oferta de coctelería clásica se unen el sake, el umeshu, los whisky japoneses, el té matcha, el jengibre, el yuzu y otros ingredientes. Por supuesto, en la carta también podemos encontrar cocteles sin alcohol firmados por la bartender de Kabuki Patricia Shu Marín Domínguez como el MOCKTAIL SEEDLIP SPICE 94, cordial de eucalipto al té con perlas de 茉莉 Matsuri (jazmín) y zumo de piña asada.Los productos nipones protagonizan las creaciones más novedosas. Kikubari está llamado a ser el nuevo place to be de la capital madrileña. Un emplazamiento desenfadado, glamouroso y con mucha vida para los que solo quieren picotear, tomar una copa durante su shopping por la zona o un afterwork con alma Kabuki.

www.grupokabuki.com

Calle Lagasca, 38

Bar Llama

En Bar Llama, los cócteles a base de vegetales y frutas no pasan desapercibidos −ni por sabor ni por color− en la sección Zero Proof de la carta. ¿El truco? Jugar con los vegetales y las frutas para crear combinaciones atractivas para el ojo y el paladar. Así, tomarte un SPORTY SPICE elaborado con manzana verde, jengibre y cardamomo te recordará al gingerspice; la CHICHA MORADA te transportará a las raíces latinas con aromas a maíz morado, piña, manzana y canela; y el ORIGAMI −el favorito de los más fit− te sorprenderá por su leche de edamame home made, mezclada con muña y menta.

www.llamainnmadrid.com

Calle Conde de Xiquena,2