Se acerca la Semana Santa, momento perfecto para organizar una escapada que combine historia, relajación y delicias culinarias. El auge del turismo enológico refleja un creciente interés por explorar los tesoros vinícolas de nuestra tierra. Por ello, el Marco de Jerez se erige como el destino ideal para los amantes del enoturismo y la buena mesa, gracias a la riqueza cultural, gastronómica y enológica que caracteriza la región. La llegada de la primavera es el momento propicio para sumergirse en la experiencia de los Vinos de Jerez, ya sea a través de históricas bodegas, tabancos flamencos, terrazas panorámicas o exquisitas propuestas gastronómicas para todos los gustos.

Exploración de los Tabancos y el Arte Flamenco

Sumergirse en un tabanco jerezano es adentrarse en el corazón mismo de la región. Estos establecimientos, como el emblemático Tabanco El Pasaje, surgieron en los albores del siglo pasado como centros neurálgicos de la vida social, cultural y vinícola local. Originalmente concebidos como puntos de venta de vino a granel, se convirtieron en lugares de encuentro donde las conversaciones fluían al compás de las copas de Fino, Amontillado u Oloroso, extraídas directamente de las botas. Hoy en día, estos espacios ofrecen la oportunidad de disfrutar de los Vinos de Jerez acompañados por el mejor flamenco y una variada oferta gastronómica, que va desde conservas y chacinas hasta una amplia selección de tapas y platos tradicionales elaborados con productos de la provincia de Cádiz.

Calculating the total price of the products consumed in a «tabanco» on the bar, in the traditional way, with a chalk, next to two glasses of wine known as «fino» typical in the south of Spain.

Disfrute del Sol en Terrazas y Exploración Vinícola

Recorrer los cascos antiguos de Jerez, Sanlúcar y El Puerto de Santa María es descubrir una infinidad de plazas encantadoras repletas de terrazas bañadas por la cálida luz primaveral, donde el tiempo parece detenerse al compás de un Vino de Jerez: desde la frescura de una Manzanilla hasta la complejidad de un Amontillado. Para aquellos que buscan una experiencia elevada, pueden hacerlo en el emblemático edificio histórico de la ciudad, El Gallo Azul. Desde sus balcones, se puede disfrutar también de las procesiones de Semana Santa, mientras se deleitan con una propuesta gastronómica que fusiona lo mejor de la cocina local con los Vinos de Jerez.

El Gallo Azul

Cata y Descanso en Bodegas Históricas

Entre los encantos que ofrece Jerez se encuentra la oportunidad de disfrutar de una cata en una bodega local, una experiencia que no debe pasarse por alto. La ciudad brinda la posibilidad de adentrarse en bodegas históricas como Emilio Hidalgo, Tradición, Maestro Sierra, Lustau o Valdespino, entre otras, para descubrir sus impresionantes instalaciones que encierran el conocimiento y la tradición vitivinícola de la región. La bodega Tío Pepe, emblema de la tradición vinícola de Jerez, también ofrece una experiencia gastronómica excepcional en su restaurante Pedro Nolasco, donde se destacan las recetas tradicionales con un toque contemporáneo. Para completar la experiencia, el primer Sherry Hotel del mundo, integrado en la bodega con vistas a la catedral y el Alcázar, ofrece una oportunidad única para disfrutar de un Sherry Cocktail mientras se contempla la belleza de la ciudad desde su azotea.

Hotel bodega Tío Pepe

Descubrimiento de los Secretos de las Bodegas Clásicas

Para los amantes del enoturismo auténtico, las visitas a las bodegas ofrecen la oportunidad de conocer de cerca el proceso de elaboración de los Vinos de Jerez. Una opción fascinante es la visita guiada a una de las bodegas catedrales más icónicas, La Mezquita de Bodegas Fundador, donde se almacenan más de 30.000 botas de vino. Jerez de la Frontera también alberga una galería de arte dentro de una bodega, como es el caso de Bodegas Tradición, que ofrece una selección cuidada de obras pictóricas de los mejores pintores españoles, que comparten espacio con algunos de los vinos más exquisitos de la región. Otra opción destacada es la visita a la bodega más grande de Europa, Williams&Humbert, una joya de la arquitectura contemporánea que alberga más de 60.000 botas de vino y que ofrece una experiencia única para los amantes del enoturismo.

La Mezquita de Bodegas Fundador

Degustación de la Manzanilla y las Delicias Sanluqueñas

Sanlúcar de Barrameda, cuna de la Manzanilla, ofrece una experiencia gastronómica única durante la Semana Santa, con guisos tradicionales de Cuaresma y dulces típicos de la temporada. Este año, en el marco del 280 aniversario de la bodega Delgado Zuleta, se ofrecen visitas especiales para maridar las mejores Manzanillas con las Alpisteras, un dulce tradicional elaborado con yema de huevo, harina, ralladura de limón y almíbar, que ha resurgido con fuerza en los últimos años.

Paseo a Caballo y Cata en las Costas de Sanlúcar

Una manera única de descubrir Sanlúcar de Barrameda es a través de un paseo a caballo por sus costas. Cabalgar por las playas y senderos de esta pintoresca ciudad andaluza es una experiencia que combina aventura, naturaleza y tradición. Tras el paseo, se recomienda una cata de Manzanilla ofrecida por alguna de las bodegas centenarias de la región, como Hidalgo La Gitana, Bodegas Barrero o el Museo de Manzanilla de Bodegas Barbadillo.

La celebración de la Semana Santa en el Marco de Jerez va más allá de las tradiciones religiosas y se convierte en una oportunidad perfecta para explorar una tierra que cautiva con su cultura, gastronomía y vinos.

Campaña de Promoción Europea

Durante los últimos cuatro años, la campaña ha estado enfocada en fortalecer la competitividad y promover el consumo de los productos agrícolas de la Unión Europea con Denominación de Origen Protegida (D.O.P.), destacando los vinos de Jerez D.O.P., Manzanilla de Sanlúcar D.O.P. y Vinagre de Jerez D.O.P.

Las Denominaciones de Origen (D.O.) de Jerez, Manzanilla de Sanlúcar y Vinagre de Jerez se han comprometido con este programa, buscando aumentar el reconocimiento del Sello de Calidad D.O.P. entre los consumidores. A través de una estrategia de comunicación efectiva, se resalta que una D.O.P. representa más que simplemente un origen; está asociada a un producto de calidad garantizada, auténtico y arraigado en la tradición.

El Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen «Jerez-Xérès-Sherry» y «Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda» supervisa estas prestigiosas denominaciones andaluzas, que incluyen a 1.750 viticultores y aproximadamente cien bodegas ubicadas en el conocido «Marco de Jerez», en la provincia de Cádiz. Estos vinos destacan por su extraordinaria variedad y carácter genuino, con una historia de exportación que se remonta a generaciones, y con marcas que son verdaderos emblemas españoles en todo el mundo.