Con la red Taste Portugal se pretende que la gastronomía portuguesa se conozca en todo el mundo. Pero no valen sucedáneos, tiene que ser la cocina auténtica, la mejor, la que lleve este sello de calidad con el que se quiere dar la vuelta al mundo y visibilizar la cocina del país vecino. Por eso, las autoridades lusas se han puesto manos a la obra para dar a conocer este selecto club de restaurantes por todo lo alto. Porque los elegidos, los que conforman esta red, han demostrado con creces que son los mejores, porque difunden y divulgan el buen nombre de Portugal a través de sus auténticos sabores.

Tras una dura e intensa fase de selección, España participa de Taste Portugal con nueve establecimientos certificados. Se trata de Oporto Restaurante, en Barcelona, y Atlantik Corner, Fado Portugués Restaurante, Frangus, La Portuguesa Taberna, La Vaguada, El Mesón del Bacalao, Paullusy Trás-os-Montes, en Madrid.

Restuarante Atlantik Corner, en Madrid
Restuarante Atlantik Corner, en Madrid

“Unos seis meses después de poner en marcha el programa Taste Portugal en España, anunciamos los restaurantes que consideramos más fieles a los productos y las recetas de la gastronomía portuguesa. En ellos, cualquier persona podrá saborear los manjares mástípicos con un servicio de gran calidad y en un ambiente totalmente portugués”, asegura José Manuel Esteves, director general de la Asociación de Hotelería, Restauración y Similares de Portugal (AHRESP).

Con Avillez y Magalhaes

El programa Taste Portugal se puso en marcha en España en octubre de 2017 con la participación de Portugal en San Sebastián Gastronómika, uno de los congresos con mayor representación de las tendencias gastronómicas de todo el mundo. Los chefs portugueses José Avillez y André Magalhães fueron los que se ocuparon de dar a conocer algunas de las especialidades lusas más atractivas, e invitaron a todos los restaurantes portugueses en España a formar parte de este proyecto.

La red de restaurantes portugueses en el mundo es la iniciativa con la que la AHRESP participa en el Programa Compete 2020, y cuenta con el apoyo de cuatro importantes entidades: el Ministerio de Asuntos Exteriores —a través de la Secretaría de Estado para las Comunidades Portuguesas y la Secretaría de Estado para la Internacionalización—, la Agencia para la Inversión y el Comercio Externo de Portugal, el Ministerio de Economía —a través de Turismo de Portugal— y la Federación Portuguesa de Asociaciones de Desarrollo Local MinhaTerra.

Los restauradores portugueses en España se han mostrado muy receptivos y entusiasta con la iniciativa. Paulo Rosa, propietario de Paullus, considera que “la red puede ser beneficiosa para la gastronomíaa portuguesa porque supone un filtro que mostrará a los representantes de Portugal de más calidad”. Y en la misma dirección apunta Domingo dos Santos de La Portuguesa Taberna, quien afirma que “es un orgullo formar parte de la Red, una iniciativa que considero muy buena”. Por su parte, José Luis Joao Alves, propietario del restaurante Tràs O Montes, destaca que “aunque Portugal está en los últimos años dándose a conocer como destino turístico, con visitantes atraídos por su cultura y gastronomía, siempre ha sido un país muy desconocido. Y con este proyecto la gente tendrá ocasión de conocer un poco más Portugal y todo lo que puede ofrecer”.

Del bacalao al vino

Así, gracias a Taste Portugal, en España se podrá ahondar en el conocimiento de la gastronomía portuguesa. Dicen que esconde muchos secretos, pero lo que sí se sabe es que se basa en productos de gran calidad. Todos los portugueses coinciden en que su cocina se estructura en torno a pocos elementos, pero esenciales y extraordinarios. Basta citar el pescado y los mariscos del Atlántico,  la cataplana, el vino de Oporto, las carnes, la repostería… y, por encima de todo, sus cocineros, cada vez más arriesgados y premiados, los que están revolucionando con su creatividad y buen gusto la cocina portuguesa.

Además, Portugal se enorgullece de contar con una generación de chefs que abordan una cocina de gran nivel inspirados por las recetas tradicionales y realizada con productos locales. No hay que olvidarse del bacalao, dicen que existen 365 formas de prepararlo, ni  del cerdo bísaro, ni de la ternera maronesa, ni del cabrito de Barroso ni del cordero terrincho. Ni tampoco de sus frutas y verduras, que otorgan el calificativo de saludable a su gastronomía y que son el producto de una tierra fértil. Ni del aceite de oliva, esencial para el aliño de pescados, sopas, ensaladas y quesos. Sería imposible citar todos los productos que intervienen en esta cocina. Lo mismo sucede con los vinos, porque son excelentes para acompañar cualquier sugerencia gastronómica que venga con el sello de Taste Portugal.